Visitas:

jueves, 23 de junio de 2016

De la Eniac al Iphone 6, el miedo a los celulares en el aula.

Hoy encontré en internet una imagen por demás reveladora, me hizo pensar mucho.
Los pongo en tema: En 1946, hace nada mas que 70 años, se presentaba una computadora llamada ENIAC, con pretensiones de ser la primera computadora, que no lo fue, pero esta discusión no viene al caso. En todo caso Z1 y Colossus (realizaciones anteriores a ENIAC) podrían estar en ocupar el lugar de la izquierda en esta imagen.
Eniac estaba construida con algunas características que hoy nos asombran, podríamos decir que es un monstruo según los criterios de los primeros años del siglo XXI. Solo a manera ilustrativa, ya que no es el objetivo de este pequeño post, les voy a enumerar algunas características de Eniac:

1- La Eniac pesaba casi 30 toneladas mientras que el iphone 6 solo pesa 130 gramos.
2- La Eniac consumía 170 mil watts y el Iphone 6 consume solo 5 watts. Hasta dicen que cuando se encendía bajaba la tensión en toda la ciudad de Filadelfia.
3- La Eniac ocupaba  una habitación de 30 metros de largo y el iphone mide menos de 14 centímetros.
4- Y este es el dato mas revelador, la Eniac podía realizar 500 operaciones por segundo y el Iphone 6 mas de 7 mil millones de operaciones por segundo.

Y aquí la reflexión: computadoras como Colossus y Eniac se utilizaron para cambiar la historia (la primera permitió descifrar el código de cifrado de las comunicaciones alemanas durante la segunda guerra mundial) y hoy tenemos en nuestros bolsillos computadoras cientos de miles de veces mas potentes que aquellas y las desperdiciamos en banalidades como ver videos tontos que se viralizan en internet o para corromper nuestras almas con pornografía.
No creo que las nuevas tecnologías no deban utilizarse para la diversión pero es claro que podrían potenciar muchísimo mas de lo que ya lo potencian a nuestro trabajo, nuestras acciones solidarias o nuestras intervenciones educativas.
Lo mas patético de todo es que muchos creen que las computadoras o los celulares son elementos que solo sirven para comunicarse y que causan mucho daño en la sociedad, pero no son las computadoras o los celulares sino el uso que les damos.
Se ha llegado a prohibir el uso de celulares en las aulas como si estos constituyeran, por su propia esencia, un elemento antieducativo.
Estamos desperdiciando una oportunidad histórica con discusiones inútiles sobre lo pernicioso o útil que puede resultar el uso de dispositivos móviles en el aula, sería bueno que no perdamos mas tiempo y probemos su uso para medir los resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario