Visitas:

viernes, 15 de julio de 2016

EL PASE DE MESSI A NEYMAR Y EL FUTURO DE LA EDUCACIÓN

Anoche, mientras comíamos y rico asado con un par de amigos educadores, salió el tema del futuro de la educación, un tema que me apasiona desde hace años, Resumo el contenido de la charla: yo afirmaba que el futuro de la lectura y la escritura pasan por los medios electrónicos pero, de manera contundente, me ponían en realidad (en la que yo no creo tanto) hablándome de tanta gente que no tiene acceso a medios electrónicos.
No quise arruinar el hermoso clima del asado que transcurría amablemente, por eso no dije que la mayor parte de los adolescentes que yo conozco (incluso los de menos recursos) cuentan con un celular tipo smartphone, de donde leen casi todo lo que leen en el dia y escriben mucho más de lo que escriben manualmente; me dirán que escriben mal, cierto, pero eso no necesariamente es causado por el celular; me dirán que leen poco, cierto, pero eso tampoco es culpa del celular; lo peor es que tal vez estas cosas suceden porque la escuela no está allí, donde se desarrolla la vida real de nuestros alumnos. Por otra parte, sobre todo en casos de los jóvenes con escasos recursos, el libro de papel es un gran ausente en los hogares de hoy.

Hoy, reflexionando sobre el asunto, me he nutrido de algunas ideas copiadas a Santiago Bilinkis, me quedé mirando un video en el que el genial Messi asistió a Neymar con un pase de gol impresionante. Les comparto el video, justo debajo de este párrafo, para que entiendan cómo puedo relacionarlo con la discusión de anoche. En el video se puede ver claramente que Messi patea la pelota para que esta llegue no a los pies de Neymar, sino al lugar donde estarán los pies de Neymar unos segundos después, es decir, debió adelantarse unos segundos a la realidad presente para que la acción futura tuviese éxito.

En educación decimos que preparamos a los niños y jóvenes para el mundo actual, y esto es un gran error ya que debemos prepararlos para el mundo futuro que, por lo que parece, será muy distinto del actual. Para que nuestros alumnos puedan hacer el gol como Neymar nosotros tenemos que adelantarnos y preparar todo para que puedan hacerlo cuando les llegue la oportunidad.

Si a esto le sumamos que, como la mayoría de los profesores somos de una generación anterior a la de nuestros alumnos, en realidad solemos tener una idea anticuada del mundo actual, por lo cual, generalmente, los terminamos preparando para el mundo que fue actual hace quince o veinte años pero que, en la actualidad, ya es el pasado.

Lo cierto es que, según creo, nuestros alumnos en un futuro no muy lejano escribirán usando un teclado o dictándole a un dispositivo electrónico (ya lo hacen, también lo hago yo que tengo 53 años). Lo más probable, según la predicción de cierto futuro a mediano plazo que intento hacer, es que los chicos ya no lean más en papel (yo me fuerzo a leer en medios electrónicos, evitando el papel, para que me cueste menos esfuerzo participar de ese futuro, y no estar desajustado dentro de diez o quince años).

Predecir el futuro es una tarea muy arriesgada, donde hay mucha posibilidad de equivocarse pero, vuelvo al video de Messi, cuando decide hacer el pase a Neymar no solo está adelantándose a una acción futura, está creando el futuro como si estuviese inspirado por aquella frase de Drucker que dice que “La mejor manera de predecir el futuro es crearlo”.

Creo que una tarea mucho más interesante, para la escuela actual, que predecir el futuro es crearlo. Por supuesto que no podemos luchar inútilmente contra cosas que, si o si, van a pasar, es como detenerse frente a un tren que avanza hacia nosotros acelerando y pretender que el tren finalmente se detendrá, o peor, que nosotros lo detendremos. Es como si Messi pretendiera que el arco, o el arquero, no estuviesen donde estaban sino en otro lugar.

Es cierto que corro el riesgo de equivocarme si pretendo educar a mis alumnos para un mundo que, tal vez, no sea como yo creo que será; sin embargo prefiero correr el riesgo de equivocarme antes que equivocarme con toda seguridad siguiendo el camino en el que actualmente estamos.

6 comentarios:

  1. No recuerdo dónde leí que la educación se parecía a conducir un vehículo (hacia adelante), mirando por el espejo retrovisor. Se vino esa imagen cuando leí tu publicación. Creo que el camino recorrido, aunque se encuentre lleno de errores, aporta más seguridades que la incertidumbre del futuro y eso, quizás, le otorga cierta inercia a las propuestas educativas.
    No obstante, personalmente me resisto a pensar que la sociedad generará reemplazos radicales de manos de la tecnología en el corto plazo, al menos generalizados a toda la población y en todas las latitudes. Hay muchas muestras en la historia que auguraban determinados resultados y esos nunca se cumplieron. La desaparición de la radio o del cine podrían ser ejemplos.
    Creo que esto se debe a dos variables incontrolables por los ciudadanos comunes (entre ellos los docentes): Una, los consumos culturales, responden en gran medida a la posibilidad de lucro de los dueños de los medios de producción y, en ese sentido, nuestros hábitos estás fuertemente direccionados. Dos, los usuarios legitiman algunas prácticas y descartan otras contradiciendo lo que supone ser una mejora, por ejemplo, la comunicación de voz (o de voz y video) simultánea, que ya está disponible a costo prácticamente nulo no logra reemplazar el uso de mensajes de textos y voz, parece que esos segundos entre la recepción y la emisión de un mensaje aportan un plus a la comunicación.
    Con ello quiero decir que lo que se consolida con el tiempo, lo que sobrevive, lo que cambia o lo que se transforma surge de la tensión entre lo que se trata de imponer porque le genera rédito a los que tienen el mango de la sartén y lo que los usuarios eligen, aunque esto no sea superador de lo anterior. Como docente creo que hay que preparar a los estudiantes para que lean entre líneas lo que se les presenta como natural o conveniente y hacerles saber que el futuro es incierto y que por ello es más importante el espíritu crítico que un puñado de certezas temporales.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con la consideración del pasado, sin ella no se puede escudriñar el futuro.
    Por lo demás creo que habrá que dejar correr el tiempo pero con la seguridad de que si seguimos educando como en el pasado estaremos robando el futuro de nuestros alumnos.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena nota Eduardo. Conceptualmente a juzgar por el vídeo, yo creo que el pase de Messi no es tan futurista, y es el mejor ejemplo de lo que pueden hacer los educadores. Después hablas del miedo sobre lo desconocido del futuro, pero creo que no es el ejemplo del pase. Messi no está pensando en el próximo pase a Neymar, porque no conoce el contexto que va a tener en el futuro. Pero ve muy clara la situación actual y la "proxima-futura" al igual que vos hacés con la lectura y escritura digital. No estaría bien educar pensando en un futuro muy lejano y "muy supuesto" porque ahí tal vez se cometan los errores. Pero incluir tareas de lectoescritura en dispositivos electrónicos se parece mucho más al pase de Messi que a un loco profesor suponiendo futuras tecnologías.. esas pequeñas cosas como enseñarle a los chicos a clasificar la información (de esto habla mucho Bilinkis, de que se macheteen) pueden tener un gran impacto. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante la nota y el debate. Adhiero la idea de hacernos cargo de diseñar y construir el futuro. Adhiero también a lo que Diego plantea sobre la necesidad de trabajar en el desarrollo de un pensamiento crítico. Considero eso la base fundamental para el éxito en un mundo cambiante y sobrecargado de información disponible.
    Lo que no llego a interpretar del post es si el planteo de actualizar la educación se refiere solo a reemplazar (parcial o totalmente?) lápiz y papel por soportes digitales, o está hablando de otra cosa.
    No soy docente, me pregunto, el lápiz y papel cumplen algún rol importante en la educación, más allá de ser una forma de copiar, almacenar o elaborar información? Es decir aportan algo más que esas tareas que de podrían ser (o son) reemplazadas naturalmente por soportes digitales?

    ResponderEliminar
  5. Lo de la lectura y escritura en medios digitales es fruto una conversación que tuvimos con Diego. Pero el tema está incluido en planteó de mayor alcance, yo pretendo una acción un poco más radical de manera que no sólo utilicemos las nuevas tecnologías en educación sino que intentemos preparar a nuestros alumnos para un escenario posible en la próxima década. La aceleración del cambio están grande que, quienes logren prepararse para ese futuro escenario, tendrán mayores posibilidades de desarrollo personal, social y económico. Estoy escribiendo esta respuesta desde un dispositivo móvil sin usar ningún tipo de teclado sólo dictándole al mismo, con mucha más velocidad y precisión que cualquier otro medio digital, ni hablar de medios analógicos ya que esta conversación sería imposible utilizando los mismos exclusivamente. Nuestras escuelas siguen pretendiendo los alumnos escriban utilizando lápiz y papel, tal vez por una cuestión romántica o, tal vez, por intentar desarrollar ciertas habilidades que no se desarrollan utilizando medios digitales. El tema es si nuestros alumnos necesitarán en el futuro esas habilidades que hoy les estamos ayudando desarrollar.

    ResponderEliminar
  6. Lo de la lectura y escritura en medios digitales es fruto una conversación que tuvimos con Diego. Pero el tema está incluido en planteó de mayor alcance, yo pretendo una acción un poco más radical de manera que no sólo utilicemos las nuevas tecnologías en educación sino que intentemos preparar a nuestros alumnos para un escenario posible en la próxima década. La aceleración del cambio están grande que, quienes logren prepararse para ese futuro escenario, tendrán mayores posibilidades de desarrollo personal, social y económico. Estoy escribiendo esta respuesta desde un dispositivo móvil sin usar ningún tipo de teclado sólo dictándole al mismo, con mucha más velocidad y precisión que cualquier otro medio digital, ni hablar de medios analógicos ya que esta conversación sería imposible utilizando los mismos exclusivamente. Nuestras escuelas siguen pretendiendo los alumnos escriban utilizando lápiz y papel, tal vez por una cuestión romántica o, tal vez, por intentar desarrollar ciertas habilidades que no se desarrollan utilizando medios digitales. El tema es si nuestros alumnos necesitarán en el futuro esas habilidades que hoy les estamos ayudando desarrollar.

    ResponderEliminar